Visa a embarazadas restringidas por Estados Unidos

La visa a embarazadas serán restringidas por Estados Unidos desde enero de 2020 con el objetivo de reordenar y poner freno al llamado turismo de maternidad, por el cual las mujeres viajan a Estados Unidos simulando diferente motivos, como turismo o negocios, preferiblemente, con la finalidad oculta de dar a luz en suelo estadounidense y que así el niño obtenga por nacimiento la ciudadanía y garantizar de esta forma un pasaporte norteamericano al recién nacido.

En materia de nacionalidad y ciudadanía, todo niño que nazca en Estados Unidos es considerado ciudadano estadounidense como lo estable su constitución, independientemente si sus padres son ciudadanos norteamericanos o no, y en este caso, del status legal de la madre del niño o del por qué se encuentra en territorio de Estados Unidos.

Estados Unidos restringe visa a embarazadas

Por otra parte, las nuevas disposiciones por las que Estados Unidos restringe visa a embarazadas, establecen que “visitar Estados Unidos con el propósito principal de darle ciudadanía estadounidense a un bebé no es una actividad legítima para un viaje de placer o recreativo”.

Restricción de visa a embarazadas, cómo funcionará

Desde el punto de vista operativo quedará a cargo de los agentes consulares de cada país negar las visas en este caso si consideran que una mujer está viajando a Estados Unidos con el propósito último de que su bebé nazca en ese país.

Los funcionarios de los consulados de cada país que realizan la entrevista para conceder las visas de turismo o negocios —visas B1 o B2– deberán llegar a la “presunción creíble” de que la mujer que solicita la visa “pretende ser madre en Estados Unidos” independientemente de que muestre signos visibles de  estar embarazada o que en el curso de la conversación con el agente consular se desprenda que podría tener planes de llegar a estar embaraza una vez en suelo norteamericano.

Estados Unidos restringe visa a embarazadas
En 2020 Visa a embarazadas restringidas por Estados Unidos

Además, las disposiciones agregan que las mujeres que soliciten una visa para entrar a Estado Unidos para recibir asistencia médica (B2) por cualquier patología deberán de probar que “tienen concertado un tratamiento concreto y que poseen el dinero necesario para pagarlo”. También se les dejará claro en el momento de solicitar la visa que “es inadmisible” visitar Estados Unidos con el motivo final de dar a luz.

Leer también: Emigrar a Estados Unidos es posible

Habrá que poner en observación, en los tiempos por venir, la factibilidad y eficacia de estas nuevas disposiciones por las cuales Estados Unidos restringe visa a embarazadas dado entre muchos efectos los que repercutan en la economía y el turismo. Además, cabe destacar que las visas B1 y B2, tienen un periodo de validez de 10 años, tiempo suficiente para que una mujer quede embarazada y dé a luz en Estados Unidos tiempo después de que se le conceda la visa.

¡Comparte!

One comment

  1. Pienso que no van a dar ningun ingreso minimo vital, es un cuento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *